#PerspectivaAlternativa • Engaño el combate contra la “trata” en #Tlaxcala

0
91
alternativa-una falta de respeto iluminación azul
Foto: Univisión

Para muchos el delito de trata de personas con fines de explotación sexual en Tlaxcala puede ser en sí su historia negra; sin embargo, no es la existencia de este flagelo, o de los tratantes de los que se habla en el municipio de Tenancingo, y en más de la mitad de los del estado lo que ha originado esta historia negra; sino la permisibilidad de las autoridades para que exista y se propague con rapidez en la entidad; así como la impunidad con la que opera la red de tratantes, y la cínica simulación que se mira por parte del gobierno estatal para combatirlo.

La solicitud para la activación de Alerta por Violencia de Género contra las Mujeres para el Estado de Tlaxcala por “trata” de personas y violencia sexual, es un indicador en el caso de “trata” de la incapacidad y permisibilidad que han mostrado las autoridades estatales para combatir eficientemente este delito que hoy por hoy las ha rebasado por mucho.

En el reciente informe 2017 que presentó el Centro Fray Julián Garcés respecto a su estudio sobre “trata de personas” en el estado; dio cuenta en referencia a este flagelo durante el sexenio de Mariano González que “se interpusieron 200 denuncias, de las cuales 70% quedaron en Actas Circunstanciadas (A pesar de que este delito se persigue por oficio), 30% como averiguaciones previas y del total de denuncias solo el 6.5% alcanzaron sentencia”.

Así mismo dicho informe refiere que, “los tratantes provienen de los municipios de: Tenancingo, San Pablo del Monte, Acuamanala, Zacatelco, Apizaco, Contla de Juan Cuamatzi, Calpulalpan, Teolocholco, Papalotla, Xicohtzinco, Totolac y Xaloztoc”.

Sin embargo, “no existe la implementación de una política pública educativa de prevención que integre la totalidad de municipios del Estado, así lo señalaron profesores de escuelas del sur del Estado. Resulta grave ya que desde el año 2011 ya lo contempla la Estrategia Estatal contra la Trata y más aún el delito se ha extendido a 35 municipios.

“A pesar de la obligación que tiene el gobierno por informar de las acciones que realiza, siempre nos encontramos con una cerrazón –informó la organización civil-, más aún el ocultamiento de información, esto lo constatamos a partir de una solicitud de información a las instituciones que integran el Consejo Estatal contra la Trata sobre las acciones realizadas para prevenir el delito como parte de la Estrategia Estatal, el Consejo Estatal contra la Trata, en sesión del 15 de agosto de 2014, determinó sin mayor fundamento reservar la información por 12 años, lo que en su momento fue validado por la entonces CAIPTLAX”.

Ante este escenario el actuar de la Procuraduría General de Justicia del Estado y las demás autoridades del gobierno estatal que tienen responsabilidad en atender a las víctimas de este delito, no sólo ha sido de omisión para combatir eficientemente este grave problema; sino que prácticamente se ha convertido en un obstáculo para investigar las múltiples desapariciones de personas principalmente niñas con evidente relación con el delito de “trata”.

Esto en un estado donde se han conocido no sólo establecimientos y municipios donde operan tratantes; donde hay estudios serios por parte de organizaciones civiles para conocer datos importantes sobre este delito que pudieran contribuir a crear estrategias contra esta problemática; pero que el gobierno estatal prácticamente ha dejado de lado.

Y mientras esto pasa en la entidad se sigue generando información recurrente de desapariciones de mujeres y niñas; varias de ellas que pasan los años y no se observa al menos algún indicio de su paradero como el caso de Karla Romero Tezmol la pequeñita de once años que desapareció hace más de dos años en San Pablo del Monte y que no ha sido localizada.

Desaparición en la que las autoridades mostraron un cúmulo insultante de deficiencias para reaccionar en forma pronta y eficiente; y que a la fecha parece no haber ningún avance importante en las investigaciones al respecto.

Y sin embargo, la vida en el estado para las autoridades parece transcurrir como si nada pasara; donde en más de la mitad del territorio según lo mostrado hay presencia de tratantes en que las propias autoridades de los poblados pueden incluso entablar platica con ellos, o son conocidos por los vecinos del lugar; pero las autoridades carecen de iniciativa para atraparlos, y prefieren sólo hacer discursos de buenas intenciones contra este delito.

A unos días del Día Mundial contra la Trata de Personas decretado por la ONU; resulta vergonzoso que las autoridades tlaxcaltecas se sumen a la campaña mundial denominada “corazón azul” cuyo objetivo es la sensibilización en el combate a la trata de personas; ya que históricamente no han mostrado al menos un mendrugo de sensibilidad para con las víctimas de este flagelo y sus familiares, y realmente el combate contra la trata es prácticamente inexistente en Tlaxcala.

Ante esto, la iluminación azul que hoy lucen los edificios gubernamentales como supuesto símbolo de solidaridad con las víctimas de este delito viene a ser una falta de respeto ante el dolor que están viviendo ellas y sus familias.

Por todo esto, es urgente que las autoridades dejen de simular un combate que no existe contra la trata, y de verdad se armen de valor y se sumen a la lucha real contra la arraigada red de tratantes existente en el estado, lucha que hoy en forma extremadamente desigual valientemente abandera la sociedad civil a través de organizaciones civiles y familiares de las víctimas, y a quienes las autoridades han dejado a su suerte.

Comments

comments

No hay comentarios