Crítica Alternativa • Futuro Incierto • Víctor Acosta

0
3
alternativa-Crítica Alternativa • Futuro Incierto • Víctor Acosta

Por Víctor Acosta.

A 100 días de que autoridades de la Organización Mundial de la Salud (OMS) decretaron el confinamiento de las familias para evitar el contagio del Coronavirus (Covid-19), nadie se ha preocupado por la salud de los maestros con padecimientos crónico degenerativos.

Hasta el momento, o por lo menos se desconoce si la Secretaría de Educación Pública federal, la Unidad la Servicios Educativos de Tlaxcala (USET), -en el caso del estado de Tlaxcala- o el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), han emitido un comunicado que informe sobre el futuro laboral de los docentes que sufren padecimientos que ponen en riesgo su salud, en virtud de que son vulnerables a la infección del Covid-19.

Autoridades educativas preparan la conclusión del ciclo escolar 2019-2020, incluso ya se habla del próximo calendario escolar, pero nadie se refiere a las condiciones del regreso a las aulas de los maestros con enfermedades pulmonares, asmáticos, hipertensos, diabéticos, con males renales o con grados de obesidad, incluso de aquellos que rebasan los 50 años de edad.

En definitiva este sector del magisterio es olvidado por las autoridades y representantes sindicales, nadie sabe si es prudente o no su regreso a las escuelas, por lo tanto, el futuro laboral de estos docentes es incierto.

El subsecretario de Salud Hugo López Gatell ha informado que es responsabilidad de los gobiernos de los estados generar las condiciones de regreso a los colegios, por lo tanto, deben diseñar estrategias que eviten contagios del Covid-19, principalmente, entre los profesores más vulnerables por su condición general de salud.

La verdad es que las autoridades no pueden exponer a estos maestros, y el SNTE está obligado a defenderlos -el derecho a la salud-, a fin de evitar que el número de contagios por el virus incremente, el regreso a las escuelas no es un asunto fácil, debe existir las condiciones de salubridad necesarias, porque en las aulas puede haber contagios, aunque las clases se impartan de manera escalonada.

La USET y el SNTE deben emitir un comunicado o por lo menos informar si hay pláticas con el gobierno federal para no exponer a los docentes con enfermedades crónicas. Ya se verá.

BOMBAZOS…

Incongruencias en la UAT, primero se anuncia que por el confinamiento provocado por el Covid-19 habría tolerancia en las calificaciones de los alumnos que carecen de  recursos para recibir asesorías virtuales, la realidad es otra, la máxima casa de estudios de la entidad ya programó el calendario de exámenes extraordinarios, eso significa que hay estudiantes reprobados sin importar los contratiempos de la pandemia. ¡Por fin!

ARTILLERÍA PESADA…

Los decesos del personal médico por contagios del Covid-19 van en aumento, situación real que debe poner en alerta roja a las autoridades gubernamentales y del sector salud.

Doctores, enfermeras, camilleros y personal de aseo comienzan a tener temor de contraer el virus y enfermar a sus familias, el mensaje para las autoridades del sector salud es más que claro.

“Ánimo Claudia la entrega y responsabilidad a tu profesión como enfermera te ayudarán a salir de este mal momento. Sí se puede”.

Hasta la próxima entrega de Frentes de Guerra.